El Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Alicante ha dictado una resolución de fecha 16 de Junio de 2015, muy interesante que trata acerca de la problemática de presentar en España por extranjeros, un concurso de acreedores.

En el caso concreto una entidad bancaria alemana, promovió un concurso de acreedores contra un ciudadano alemán que vivía en Benisa y frente a dicha petición el ciudadano alemán intento que no prosperase, alegando que  el Juzgado español, no era competente.

La cuestión que se opuso por el ciudadano alemán en el Juzgado, fue una declinatoria de competencia indicando que el Juzgado competente era uno alemán; sin embargo como se alegó por abogados del banco alemán la cuestión no era esa ya que en ese caso tendría que haber dicho que Juzgado era competente y no cabía en este caso porque el Juzgado español es competente en virtud no solo de la norma española sino también del Reglamento CE 1346/2000.

Concurso De Acreedores en España

Se establece en este sentido que el Reglamento CE 1346/2000 determina que son Juzgados competentes los tribunales del estado miembro en cuyo territorio se situé el centro de los intereses principales del deudor; y tal y como se dice en dicha norma debe entenderse por ello el lugar donde el deudor ejerce de modo habitual y reconocible por terceros la administración de tales intereses.

En caso de persona jurídica dicho centro es el domicilio social.

Pero que ocurre cuando se trata de una persona física que además no se dedica a actividad alguna, pues en ese caso deberá entenderse como tal el lugar de su residencia habitual pues es aquí donde debe entenderse que gestiona su patrimonio.

En el presente caso se alegaba por el deudor alemán, que él no tenía la residencia habitual en España, a lo que el Juez no le da la razón, estableciendo, que si es competente porque entiende que aunque no aparezca empadronado en Benisa ( ya que se trata de un mero Registro administrativo, que de por si no atribuye la condición de residente ) había muchos datos que indicaban que esta persona vivía de forma prolongada en Benisa(Alicante) con vocación de permanencia y por tanto su centro de intereses principales debía ubicarse en dicha localidad, y por tanto son competentes los Juzgados españoles asi como en concreto el Juzgado de lo Mercantil que ha conocido del caso por estar esta localidad en la provincia de Alicante.

Subir