Una sorprendente realidad se ha revelado tras la obtención de determinados informes que solicitamos a favor de los clientes a la hora de que los mismos vayan a realizar una compraventa es la realidad que afecta a las parcelas lindantes.

Recientemente y gracias a la obtención de un certificado del Ayuntamiento descubrirnos que la parcela que iba a adquirir nuestro cliente se encontraba en el plan urbanístico del ayuntamiento para ser vertedero.

La sorpresa fue mayúscula ya que era algo que no había sido percibido por el cliente en las varias visitas que había realizado.

Una parcela puede estar destinada a vertedero aunque no esté en uso y esto es algo que debe ser conocido
En el caso que comentamos urbanísticamente estaba prevista la instalación de un vertedero en la finca lindante si bien no se había realizado aun y según palabras de los servicios técnicos iba a ser muy difícil que en un futuro se pudiera autorizar la instalación de un vertedero en esa finca.

La realidad ha cambiado mucho en este punto y hoy en día los Ayuntamientos tienen normas medio ambientales muy rigurosas cosas que antes no y es por esto que los servicios técnicos informaron que aunque prevista urbanísticamente ese uso veían muy difícil que se autorizara algún día.

Desagradable

Comentamos esto para recalcar lo importante que es que alguien interesado en adquirir un terreno tenga conocimiento de cuál es la situación de la parcela y también de la zona y principalmente de los terrenos lindantes antes de escriturar.

Por eso este despacho es muy exigente con las agencias y promotoras a la hora de hacer contratos con nuestros clientes ya que les exigimos el establecimiento de clausulas que contemple la posibilidad de resolver los contratos en los casos de que previamente a la escrituración el comprador tenga conocimiento de la existencia de cualquier tipo de limitación urbanística uso que no le pueda interesar y no solo de su parcela para la que interesa la compra sino también para la de las lindantes.

Nosotros exigimos el establecimiento de clausulas que permite la investigación legal de las parcelas de modo que cuando el comprador acude a la Notaria lo hace a sabiendas de que la certeza y seguridad sobre lo que compra es total y nunca va a tener sorpresas.

Subir