Derecho Mercantil

ABOGADO

DERECHO MERCANTIL

E

ste despacho alicantino cuenta con una gran experiencia en Derecho Mercantil, habiendo prestado a lo largo de estos años un importante servicio a nuestros clientes no sólo mediante el asesoramiento sino también defendiendo sus intereses ante los Juzgados y Tribunales de toda España.

Esta es una de las ramas del Derecho que está más actualizada y en plena transformación, motivada por el objeto especial que se ocupa de esta materia y su constante evolución.

Cuando nos referimos al Derecho Mercantil lo primero que nos viene a la mente es la palabra mercado y esto se debe a su origen, ya que `mercado’ era el lugar público donde se intercambiaban los productos y `comercial’ es el derecho que regula las operaciones comerciales que se realizan en el tráfico legal.

La realidad ha ido más allá y esta rama del derecho se ha ido ampliando desde los intercambios iniciales de comerciantes hasta el presente, donde se ha incluido todo lo relacionado con la propiedad industrial y la competencia desleal.

El objetivo del Derecho Mercantil puede definirse de muchas maneras, pero sintéticamente puede decirse que es el sistema o sistemas reguladores los que regulan la actividad del mercado y el rendimiento de sus operadores económicos.

Tiene gran importancia la regulación de los valores, letras de cambio, cheques y pagarés, como medio de pago propio en las operaciones de carácter comercial, en este sector que tiene su propia regulación, como lo tiene la ley bancaria y no las compañías de seguros.

Las regulaciones relativas a las compañías de seguros y a los contratos con dichas compañías son también objeto de gran controversia en los Juzgados y Tribunales.

Dentro de esta rama del derecho es fundamental la regulación de las personas físicas y jurídicas participantes, que pueden ser tanto personas físicas como personas jurídicas, siendo la regulación de las sociedades de capital, conocidas como Ltd. y Co. sobre todo, objeto de regulación y tratamiento en dicha rama. No podemos olvidar las sociedades en comandita por acciones.

Por supuesto, es importante el grupo muy significativo de figuras contractuales que tienen un carácter propiamente mercantil, como el contrato de compraventa comercial; el contrato de mediación e intermediación, el contrato de comisión y el contrato de agencia, el contrato bancario, la póliza de seguros, el contrato de factoring, el contrato de compraventa de mercaderías y muchos más que difieren de los de carácter civil aunque tienen una base común y muchos otros que son específicos del derecho mercantil.

No podemos terminar este breve comentario sin mencionar una figura regulada en esta rama de la ley, que es la de la quiebra. Regulada por la Ley 22/2003, de 9 de julio, es una de las figuras más sensibles y con mayor repercusión económica, que afecta a los emprendedores en su gran mayoría en una situación de falta de liquidez momentánea y la necesidad de obtener un acuerdo con sus acreedores con el fin de salvar la empresa, un acuerdo que debe realizarse en el marco de un proceso judicial con las mayores garantías para todas las partes.

 

BLOG

Post Relacionados

¿DESEA REALIZAR UNA CONSULTA EN LÍNEA?

La primera consulta es siempre gratuita

Subir