En el día de hoy los abogados mercantilistas de Carlos Baño León han celebrado juicio en el Juzgado de 1º Instancia nº 2 de Benidorm representando a una empresa italiana que reclamaba de una empresa española el pago de una factura por suministro de mercancía en concreto de pintura industrial.

Por la defensa de la empresa española deudora se ha pretendido acreditar que la deuda no era real sino que obedecía a una operación que el anterior administrador de la empresa había hecho pero que no era para la empresa a quien reclamábamos.
Por abogados españoles se ha demostrado que se habían entregado unos pagarés que resultaron impagados y que esos pagarés iban firmados por la persona con poder de la empresa.

Compraventa Internacional

Se ha acreditado también que la sociedad si bien había cambiado de administrador después de la venta de nuestro cliente, no es menos cierto que seguía siendo también administrador la anterior que era una mujer y no quien decían ellos que era.

Se alegó también para fundamentar la alegación de falta de legitimidad de la empresa española para sufrir la reclamación que el pedido se había hecho usando un correo personal de la persona que encargó la mercancía y no un correo de empresa y abogados de Carlos Baño León han acreditado por otros correos recibidos de esa empresa que quiénes comunicaban con nuestro cliente lo hacía siempre con correos personales y nunca con corroes donde apareciera el nombre de la empresa.

Se ha solicitado la condena al haber demostrado la realidad de la operación, el encargo del material, la facturación y haber recibido como pago de parte del precio varios pagares y con esto y sin haber acreditado nada en contra por la demandada debía proceder se dictara sentencia condenatoria de la empresa española.

Subir