El Pleno del Tribunal Supremo ha dictado  sentencia de fecha 20 de octubre de 2015 en la que se declara que un trabajador que tras la sentencia de reconocimiento e despido improcedente se niega a incorporarse a la empresa pese a la voluntad de la empresa de que lo haga va a traerle como consecuencia que no podrá computar este trabajador como antigüedad, es decir nose le va a reconocer el periodo comprendido entre la sentencia que le reconoce el despido y el tiempo posterior hasta que se resolvió la relación porque el trabajador no quiso reincorporarse.

Sin embargo si que contara el periodo que va desde el despido hasta la fecha de la sentencia donde se reconoce el despido

La antigüedad aplicable para calcular la indemnización en los casos de despido improcedente en que el empresario acata la sentencia y procede a la readmisión del trabajador, pero este la rechaza, no incluyen el periodo posterior a la sentencia de instancia, pero sí el que media entre el despido y la emisión del fallo, según establece una sentencia Considera el ponente, el magistrado De Castro Fernández, que al ser la falta de servicios y salarios atribuible a la voluntad del trabajador cuando esto ocurre tras dictarse sentencia, sin embargo es responsabilidad de la empresa el periodo previo al fallo de instancia, es decir durante el periodo que duro el juicio tiempo este en el  tan sólo pueden atribuirse al empresario.

Subir