El Juzgado de lo Penal nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria en St 13/07/2015 y en Porcedimiento Abreviado nº  1317/2010, ha condenado a dos doctores del Hospital Insular de Gran Canaria a dos años y tres meses de prisión e inhabilitación de tres años a cada uno por un delito de lesiones ocasionado a una paciente debido a un error en el tratamiento.

La mujer, de 31 años de edad, ingresó en el servicio de urgencias del centro hospitalario después de haber ingerido enre cuatro y cinco litros de agua y varios comprimidos de “paracetamol”, habiendo sufrido vómitos y teniendo antecedentes por diabetes y trastorno psicótico. La paciente sufrió tres crisis de convulsiones a lo largo de esa madrugada, debido a que la gran cantidad de agua que había bebido le ocasionaba una situación de hiponatremia. Desde entonces, se encuentra en estado de coma vegetativo.

Negligencias Médicas

La sentencia señala que por parte de los facultativos hubo una “falta de atención y cuidado en el examen de la enferma y su historial clínico”, y una “falta de aplicación del tratamiento médico adecuado tanto para mejorar la hiponatremia como para prevenir nuevas crisis comiciales”. Asimismo, la magistrada indica que “no se aplicó el tratamiento adecuado, no se llevaron a cabo los controles pertinentes y no se adoptaron medidas correctoras”. Lo que desencadenó en el “fatídico resultado”.

También deberán indemnizar conjuntamente a la paciente con 807.700 euros por las lesiones, secuelas y demás perjuicios causados.

Subir