¿Qué consecuencias jurídicas puede tener la infidelidad en un matrimonio?

Algunas parejas vienen a nuestro despacho y nos dicen que una de las principales razones para querer el divorcio es porque su pareja les ha sido infiel. Algunos incluso preguntan si es posible, o apropiado en este caso, obtener alguna indemnización por ello o incluso emprender acciones legales, pero… ¿Es esto posible?

Infidelidad y Matrimonio

Pareja incompatible tiene una crisis

La primera cuestión que se plantea es si el hecho de que uno de los cónyuges haya sido infiel afecta al procedimiento de divorcio o separación.

La Ley del Divorcio se aprobó en 1981 para proporcionar un marco legal al divorcio. Una de las causas previstas por esta ley es la infidelidad conyugal y desde entonces se reconoce que una aventura puede ser motivo suficiente para acabar con el matrimonio

Lo anterior cambió en el año 2005 cuando se suprimieron las causas para poder acceder al divorcio y por tanto los episodios de infidelidad carecían de importancia en estos procedimientos.

No obstante, no es infrecuente encontrarnos con casos en los que una de las partes menciona en su demanda o contestación episodios de infidelidad e incluso va más allá y aporta pruebas de ellos tales como fotografías, conversaciones e incluso un informe de detectives.

Los documentos mencionados anteriormente sólo sirven para agitar y desquiciar el procedimiento, pero procesalmente hablando no tienen ninguna relevancia a la hora de adoptar las medidas de divorcio o separación.

Infidelidad y Derecho Penal

En nuestra legislación, pese a que durante años el adulterio se castigaba con duras penas, especialmente a la mujer, dejo de ser delito con la aparición de la Ley 22/78 de 26 de mayo de 1978, que derogaba los entonces artículos 449 a 452 del Código Penal y suprimía el último párrafo del artículo 443.

Infidelidad y Derecho de Sucesiones

A la hora de hablar de herencias, otra de las cuestiones que más nos demandan, es si la infidelidad puede ser causa de desheredación.

El incumplimiento de los deberes conyugales es causa de desheredación por lo que a priori, el cónyuge “cornudo” podría proceder perfectamente desheredar al otro cónyuge.

Ahora bien, esta causa apenas se da en la realidad debido a lo poco práctico que resulta dado que:

Se entiende que si uno de los cónyuges es infiel, el otro instará el divorcio y en el momento en que se decrete el mismo el otro cónyuge pierde sus derechos sucesorios.

En caso de que se le haya dejado en testamento alguna porción de la herencia, también se entiende que, en el momento en que se produzca la infidelidad, lo primero que se hará será modificar el testamento.

Infidelidad y Nulidad Eclesiástica

Infidelidad y Nulidad Eclesiástica

El Código Canónico establece que el matrimonio es una alianza matrimonial por la que el varón y la mujer constituye entre sí un consorcio de toda la vida y deben guardarse fidelidad y respeto.

En caso de que uno de contrayentes excluya el debe de fidelidad se entiende que contrae inválidamente y por tanto su matrimonio es nulo.

Ahora bien, ¿Significa esto que si uno de los cónyuges es infiel, el matrimonio deviene automáticamente nulo. La respuesta es NO.

Este capítulo raras veces se menta en las demandas de nulidad precisamente por la dificultad de conlleva acreditarlo dado que:

  1. La infidelidad no se presume: esto significa que, aquel que lo alegue debe probarla y acreditarla y todos sabemos la dificultad que conlleva dicha tarea.
  • La infidelidad no es causa automática de nulidad: esto significa que el hecho de que uno de ellos sea infiel, aunque se consiga probar, no hace, per se, que el matrimonio sea nulo
  • La voluntad de ser infiel debe existir en el momento contraer: aquí radica la principal dificultad de este capítulo ya que no sólo hay que demostrar la existencia de una infidelidad sino que hay que probar que el cónyuge infiel tenia intención de serlo en el momento de contraer matrimonio, es decir, que se casó con la firme convicción de que excluía la fidelidad en su matrimonio.
  • ¿Es posible solicitar una indemnización por parte del que ha sufrido una infidelidad?

He querido dejar para el final esta cuestión ya que, por desgracia, es la que más plantean los clientes a la hora de preguntar las consecuencias jurídicas de una infidelidad.

Para ello, debemos contemplar dos posibles campos:

Pactar una indemnización entre los cónyuges

Aunque en nuestro país es una práctica poco extendida, lo cierto es que los futuros cónyuges pueden pactar en capitulaciones matrimoniales una indemnización en caso de que uno de ellos sea infiel en el matrimonio que van a contraer.

Tampoco es infrecuente que se pacte que, en caso de que uno de ellos sea infiel, el otro tendrá derecho a la atribución del domicilio familiar o incluso a una pensión compensatoria.

No obstante, estos pactos tienen una serie de líneas rojas las cuales no pueden quedar al arbitrio de las partes y principalmente se refieren a medidas que afecten a terceras personas, especialmente a los hijos menores. Así pues, el pacto en virtud del cual el cónyuge infiel perdería la custodia de los menores sería nulo.

Exigir una indemnización

Por regla general, la existencia de una infidelidad no conlleva una obligación de indemnización por cuanto son hechos que afectan a la faceta personal de los cónyuges.

Ahora bien, la cosa cambia cuando dicha infidelidad produce o causa algún daño al otro cónyuge que pueda dar lugar a una reclamación económica.

Varias son las causas que pueden encontrar amparo legal en lo anterior, debiendo destacar principalmente el ocultar al marido el hecho de que el hijo en común no es suyo.

En estos casos no se esta indemnizando la infidelidad en si pero si los daños económicos causados por la misma.

Artículo actualidad en Derecho Civil extraído de: https://www.legaltoday.com/practica-juridica/derecho-civil/civil/que-consecuencias-juridicas-puede-tener-la-infidelidad-en-un-matrimonio-2022-04-13/

Abrir chat
¿Necesita ayuda?¿Help?
Hola, ¿En que podemos ayudarle?
Hello, How can we help you?
Hallo. Hoe kunnen we u helpen?
¡LLAMA AHORA! Subir